Javier Marías: “Los enamoramientos” (Alfaguara, 2011)

George Eastman House - Trick photo, decapitated man with bloody knife, holding his head (Flickr)

“[…] su presente le causaba tanto desconcierto que en él era mucho más vulnerable y lánguida que cuando se instalaba en el pasado, incluso en el instante más doloroso y final del pasado, […]” (p. 70).

“[…] personas que son solo figurantes borrosos o presencias marginales, que habitan en el rincón o en el fondo oscurecido del cuadro y que si desaparecen no echamos de menos ni casi nos percatamos, […]” (p. 73).

“-[…] Los hijos dan mucha alegría y todo eso que se dice, pero también dan mucha pena, permanentemente, […]” (p. 88).

Foto: Juan Salas (tomada de javiermariasblog)

“Está en su naturaleza ser ligeros y risueños y no ven prestigio en el sufrimiento, a diferencia de la mayor parte de la pesada humanidad, y nuestra naturaleza nos da alcance siempre, porque casi nada la puede torcer ni quebrar.” (p. 103).

“[…] por eso mismo sería capaz de idealizarme, porque uno puede hacer lo que quiera con lo vago y difuso y manipularlo a su antojo, convertirlo en el paraíso perdido, en el tiempo feliz en que todo estaba en su sitio y no faltaban nada ni nadie.” (p. 114).

“El enamoramiento es insignificante, su espera en cambio es sustancial.” (p. 246).

“Sí, se equivocan los muertos al regresar, y aun así casi todos lo hacen, no cejan, y pugnan por convertirse en el lastre de los vivos hasta que éstos se los sacuden para avanzar.” (p. 362).

2 Comments

  1. Pingback: Bitacoras.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s