Desgana

Javier Antón - ¡Vete ya!

Llega un cliente a la taquilla y, justo desde el mismo lugar donde un cartel le anuncia la hora de la próxima salida,  le suelta al taquillero que quiere un billete para las ocho. Como esto suele suceder unas ciento cincuenta veces al cabo de la jornada, el taquillero transmigra desde su cuerpo a ningún otro para observarse con el rostro verde de amargura, asqueado ante tanto infantilismo y, al tiempo, por la sobreabundancia de soberbia a causa de la cual nadie cae en la cuenta de que por mucho dinero, condones y llaves que se lleve en el bolsillo nadie se atreve a dar un paso sin el apoyo moral de mamaíta y, de vuelta a su cuerpo hastiado, no sabe decidirse entre levantar el puño y con el pulgar indicarle al preguntón la taquilla de la naviera de al lado que tiene también un gran cartel que reza PROXIMA SALIDA 20:00 (sin tilde) o responderle:

-Verá, señor: nuestra próxima salida es a las nueve.

Y después nos cuesta creer que unos pocos tienen la inteligente maldad de engañarnos con señuelos financieros y laborales: ¿será que tenemos podrida la capacidad de raciocinio por culpa de la televisión digital y la obligación de gastar en bobadas? ¿En qué quedará lo de Túnez?

1 Comment

  1. Pingback: Bitacoras.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s