Cansado pero sin claudicar

 

 

Nationaal Archief - Duitse soldaten worden gevangengenomen / Capture of German soldiers (Flickr)

 

¿Qué es más sensato: luchar olvidando las propias carencias o aceptarlas tratando de sobrevivir? He rendido mis armas a la oscuridad y al derrotismo, y voy a descansar en la comodidad de lo conocido y amado por la costumbre.

3 Comments

  1. Pingback: Bitacoras.com
  2. ¡Hola, Prometeo! Me parece que el “sin claudicar” del título hace cortocircuito con el claudicante final de tu nota. Si lo que estás es cansado, pues descansa. Y regresa. Como decía Marco Aurelio en sus Meditaciones (VII, 63): “El arte de la vida es más parecida al de la lucha que al de la danza…”. Saludos

  3. ¡Hombre! ¡Don Víctor Abreu, aquél que desapareció tragado por un ojal y que parece ser que le ha ganado la batalla al botón que lo asfixiaba inyectándole oxígeno! Bienvenido sea usted de nuevo por estos rincones, amigo.

    Sobre la claudicación, creo que el tipo que dijo eso comprendió finalmente que para luchar no hay por qué usar las mismas armas que los demás muestran, las que dan fama y lustre, que para meterse en pelea e intentar vencer también valen las labores de espionaje y de extorsión económico-sentimental.

    Voy a actualizar mis enlaces y el “reader”. Nos leemos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s