Solo entre la muchedumbre

Su afán era convertirse en un eremita, pero entendámosle bien, no en uno pobre, hambriento y medio loco, con algunos visos de sabiduría y, por ello, con algún tipo de admiración por sus semejantes, sino que deseaba poseer muchas riquezas para seguir donde estaba pero sin tener que importunar a nadie y, obviamente, sin serlo a su vez por los demás: así empezaría a diferenciarse de lo que le rodeaba y odiaba y conseguiría disolverse en el silencio.

The Library of Congress - The Seven Sisters, Nordland, Norway (Flickr)

1 Comment

  1. Pingback: Bitacoras.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s