Haïti et le monde égoïste

Simplemente quiero destacar aquí las dos viñetas de hoy en El País de Forges y de El Roto.

Igual que con las películas violentas ya estamos demasiados habituados a la muerte ajena pero lejana, de tal modo que sólo nos duelen las penurias de los menesterosos cuando se produce una hecatombe que escapa a nuestra comprensión (o acaso querramos parecernos a dioses griegos exigiendo sacrificios bestiales de cientos de pobres animales para satisfacer sus caprichos, para poder demostrarnos lo solidarios que somos: por eso Prometeo se la jugó robando el fuego, para hacerles saber que no era tan difícil ser como ellos, gastarlas como ellos, ocupar el sitio de ellos).

También he escuchado en Radio Nacional que los habitantes de Gaza (¿seguimos acordándonos de lo bien que les iba, les va y les irá?) han estado recogiendo alimentos, ropa y otros enseres para mandarlos a los damnificados haitianos. Sin embargo lo recaudado no ha podido salir de Palestina, porque las autoridades israelíes no lo han permitido, así que se ha devuelto lo donado y los que han querido seguir ayudando han reunido dinero que parece verdaderamente que para esto no existe fronteras -exceptuando la que divide a quienes lo manejan y a quienes lo padecen.

Sobran comentarios. Sólo puedo acabar recordando el lema del escudo haitiano:

L’union fait la force

Asimismo debemos admitir que, aunque dan facilidades para que le tengamos ojeriza, sin los marines en Puerto Príncipe, la ayuda que se está mandando sería superflua.


1 Comment

  1. Pingback: Bitacoras.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s