¿A quién le importa?

…Lo que yo haga o lo que yo diga, cantaba Alaska con letra y música de Berlanga y Canut.

Así es como piensan ellos. A pesar de no ser completamentes libres, ellos han elegido cómo vivir y con quién compartirlo. Ni han pedido permiso, porque no lo necesitan, ni les molesta las posibles críticas, aunque por otra parte seguramente no las reciben: su sociedad no es como la nuestra.

Pese a no comportarse según se considera como “normal”, ellos han actuado en consecuencia: libremente y con el corazón como guía; por ello, cuando vieron que el pequeño quedaba abandonado por sus padres biológicos, decidieron salvarle para cuidarle y criarle, sin pararse a pensar que a ellos no se les considera una pareja “normal”.

Fotografía de Carmen Jaspersen tomada de stern.de
Fotografía de Carmen Jaspersen tomada de stern.de

La noticia en realidad habrá provocado sonrisas incluso a los más retrógrados porque la pareja homosexual que ha salvado de la muerte al pequeño abandonado por sus padres no es de nuestra especie, pues son dos pingüinos que viven en el zoo de Bremerhaven, en Alemania. Por eso nos parece una noticia simpática.

Si los protagonistas hubiesen sido dos humanos…, ya saben qué habría pasado: manifestaciones a favor de la familia -pero en contra de esta pareja-, rasgaduras varias de vestiduras, e intervención de la administración para buscar familia de acogida a las que se llega a través de formularios y de entrevistas con psicólogos, sociólogos y aquellos que de verdad saben lo que le conviene a uno, o eso nos quieren hacer creer, que los de la fotografía no han necesitado la aprobación de nadie.

13 Comments

  1. Pingback: Bitacoras.com
  2. Estoy totalmente de acuerdo contigo, que capacidad tenemos los humanos de complicar todo aquello que es tan simple.
    A veces la naturaleza nos dá lecciones que ni el sabio más erudito del mundo lo podría comprender.
    Un niño necesita cariño le dá igual que sea de dos hombres o de dos mujeres o de un hombre y una mujer, lo importante es que le rodee y crezca sabiéndose querido,dificilmente un niño que ha apercibido ese sentimiento, el día de mañana sea una mala persona.

  3. Efectivamente, la cultura y la civilización no es otra cosa que acercar lo complicado a todos, facilitarlo. Pero estamos abocados a que en todo tiempo y lugar aparezcan opiniones oscurantistas que niegan todo derecho por miedo, desconocimiento o puro y duro egoísmo.
    La actitud de quienes no nos sentimos así es lo que tiene que hacer recapacitar a los obcecados.
    Gracias por la visita y el comentario.

  4. Estimado Javier:

    Más que error podría haber sido que usted al escribir rápido no supiese si poner “un niño que ha percibido ese sentimiento” o “un niño que se ha apercibido de ese sentimiento”, por lo que ha dejado una mezcla de ambas expresiones.

    Cierto es que le honra reconocer un error, en tanto en cuanto nuestra sociedad nos impele a negarlos o a adjudicárselos a otro.

  5. Estimado Prometeo,
    ¿ Cuándo incurres en un error te das realmente cuenta de que lo has cometido o dudas y piensa que es otra persona la culpable del equívoco o del fallo ?

    Me parece que tienes grabado a fuego, las siguientes frases:“ Que el hombre es un lobo para el hombre”, y“ Mientras más conozco a los hombre, quiero más a mi perro”
    Saludos

  6. Don Javier:

    En la actual cultura en la que intentamos flotar, en el “como mi opinión debe ser respetada, por ello no reflexiono y la suelto y exijo sumisión”, pocos son tan listos como para asumir errores, tanto propios como compartidos.

    Yo matizaría las frases que usted cita:

    -“El hombre es un lobo para sí mismo, y para los demás es una hiena.”

    -“Cuanto más me conozco, más quiero a mi gata.”

    Que pase usted una buena tarde.

  7. Don Prometeo,
    No puedo compartir su opinión,ninguna persona en su sano juicio, lanza una opinión no reflexiva y exigiendo sumisión.Me quedo un poco desilusionado con usted ¿ Por qué no puedes asumir errores ?.Las personas de mi entorno reconocen sus fallos y no pasa nada.
    Sobre el cambio de las frases….suena un dispendio de carcajadas.
    Le deseo que usted también pase una buena tarde.

  8. En qué Bitácora me encuentro metida en “la Falsa Memoría” o en “Casa Felina”, porque aquí todos los días se habla de animalitos: perro,lobo,hiena y GATOS.
    Menos mal que no soy alérgica a los gatos,más de una o dos me iban a pagar al alergólogo.

  9. Señor Javier:

    No sé si felicitarle porque parece ser que nunca se ha encontrado usted con persona alguna que crea que sus ideas, simplemente por esa característica, por ser las suyas, son las únicas válidas y se deben imponer a los demás sin diálogo ni discusión. Aunque tal vez deba entristecerme al comprobar que su inocencia le hace ver el mundo de color rosáceo.

    Me acusa usted, por otro lado, de no saber y/o querer asumir errores. Me acojo a la presunción de inocencia y le exijo justicia: señálame dónde no he aceptado que el error ha sido mío; acaso ni yo sepa que tales errores se han producido, a causa de mi comportamiento o no.

    Señora Triana:

    Tal vez ambas bitácoras son hermanas y por eso se confunde usted. En cualquier caso, tenga en cuenta que el mundo animal, para bien y para mal, ha sido siempre muy útil a los humanos, y en “Falsa memoria” no podía ser de otra forma, por supuesto.

    Saludos a ambos y que tengan un buen principio de fin de semana.

  10. Don Prometeo:
    Disculpe pero en mi mundo que por cierto es muy diferente al suyo,no juzgamos porque no somos jueces de nada ni de nadie,por eso no existen inocentes a los que enzalzar ni culpables a los que hayan que lapidar.
    Saludos.

  11. Estimado Javier trianero:

    Le ruego que me indique -vía “google maps” o con un croquis dibujado por usted, lo mismo es- la ruta para llegar a esa nueva Jauja, a esa Arcadia o Utopía, donde no existe, parece ser, ni el error, ni la culpa, ni el crimen, ni verdugos, tribunal, jueces, ni abogacía. ¿Se está usted refiriendo, acaso, al Reino de Redonda?

    Ipso facto pido asilo socio-político-económico allí.

  12. Los tribunales de menores deben de escoger muy bien al profesional que debe evaluar si al menor de edad debe ser enviado a una institucion o una familia adoptiva, algunas veces la solucion es mas graves, complicada, algunos profesionales de la psicologia, psiquiatria tienen problemas de conducta en sus hogares, aun cuando tratan en su consultorios problemas personales de otros y hasta dan consejos sin haber solucionado los propios, algunos fingen cuando les entrevistan, llenan formularios; pero tratandose de animales que importa el sexo que les cuide, les proteja y haga un alto en su defensa. Lo idoneo es llevarles al zoologico.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s