Montero Glez: “Besos de fogueo” (Random House Mondadori, 2008)

“Cuando el mal es interior, el Diablo no deja de ser fiel ni en el mayor de los paraísos.” (p. 15).

“La tal Mercedes de Acosta era mujer viril, de hombría latente y seductora para todas aquellas que, al igual que la Garbo, se balanceaban en el trapecio de la incertidumbre.” (p. 34).

“Dispuesta a compartir con ella el salto de trapecio planeó una estrategia amorosa donde la pólvora sexual incendiaría el campo de batalla de su lecho.” (p. 35).

intermeridianos - Parecidos razonables, Mateo Morral y Montero Glez (Flickr)
intermeridianos - Parecidos razonables, Mateo Morral y Montero Glez (Flickr)

“…un hombre de la mar al que todo el mundo llama el Roque, pues aquí, en el sur, las gentes honran al prójimo de una manera muy especial, que es plantándole a la altura de las cosas.” (p. 47).

“El que ignora su miedo es débil…” (p. 54).

“Por otro lado se espera la respuesta anarquista hacia lo que los libertarios consideran una ofensa. ¡El rey a la baraja!, le gritaban por las calles a Alfonso XIII cuando todavía era un niño y salía a pasear Madrid en coche de caballos. ¡El rey a la baraja!” (p. 84).

1 Comment

  1. Pingback: Bitacoras.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s