¡A por el pastel!

Iba a titular esta entrada “Dime con quien andas…”, y también me hubiera servido de título aquello de “Dios los cría…”, pero al elegir la imagen que la iba a ilustrar no tuve dudas de que así debía llamarse.

Figúrense quienes defienden a muerte a sus partidos políticos, no dudando en agraviar al contrario, que de pronto la conveniencia hace que sea útil la unión con el enemigo; y ahora, ¿qué? En todo el territorio nacional se tiran los trastos porque es el otro el que lo hace mal, el corrupto y el bocazas, pero de pronto, como en el País Vasco, viene bien olvidar los insultos pasados y haciendo de dos capas un sayo, se convidan mutuamente a unos vinitos mientras se ríen del que han dejado fuera.

¿Qué opinaban los socialistas de la señora Aguirre? ¿Qué los populares del señor Blanco? ¿Qué pensarían uno del otro? Bueno, pues olviden por el momento esos “sinceros” pareceres -acaso haya que retomarlos más tarde, nunca se sabe, que los principios políticos son tan maleables como uno necesite- porque ahora ambos políticos parecen admirarse:

¿Por qué las ayudas que ahora parecen tan lógicas no se concedieron antes? ¿Cómo es que el oponente se convierte en bueno simplemente cuando se obtiene de él lo que uno persigue?

También habrán advertido lo perspicaces que son los políticos a la hora de adivinar los motivos de los votantes al introducir en la urna una determinada papeleta y no las otras. Ellos pueden deducir a toro pasado que los ciudadanos, por ejemplo, no le han dado la mayoría absoluta porque, además de desear que su partido ganara, lo querían ver buscando apoyos y aliándose con tal o cual otro. Asimismo saben captar cuando con su voto los ciudadanos están exigiendo un cambio que, ¡mire usted por donde!, coincide con el que le interesa a la cúpula del partido.

La hipocresía puede llegar a ser tan descarada que, mientras que la noticia política más común es las batallas entre partidos -principal ocupación en la que éstos gastan los mayores esfuerzos y dineros-, nos siguen diciendo que lo que persiguen es el bien común. ¿Por qué tienen que seguir repitiendo esa cantinela cuando eso se debería presuponer? ¿Acaso se tienen que convencer primero a sí mismos y por eso lo repiten tanto?

Javier Antón - ¡A por el pastel!
Javier Antón - ¡A por el pastel!

Por desgracia, paulatinamente veo crecer con redoblado vigor en mí la sensación de que ésto sólo es una carrera para lograr lo mejor y la mayor parte de lo que está en juego, del poder, pero no para bien de todos, sino de sólo unos pocos, de los que están más arrimados, y de que día a día se infrautilizan muchas oportunidades de lograr un futuro mejor, dejándonos todos llevar por una inercia acomodaticia y conformista.

5 Comments

  1. Pingback: Bitacoras.com
  2. Aqui está otra vez mi gran amigo Javier con su anzuelo, usando de carnada un tema que levantará creo yo el olor de los tiburoncitos.
    Me gusta tu perspectiva de ver la pólitica, aunque discrepo en algunas cosillas.
    No voy a profundizar pero si dejo una reflexión.
    Quizas Aguirre y Blanco sepan que son bastantes fuertes y que quizás sea mejor a partir de ahora llevarse bien antes de intentar luchar uno contra el otro y derramar las entrañas del adversario por los suelos.
    Respeto diría yo.
    En cuanto a lo del Pais Vasco, estoy totalmente de acuerdo con el pacto logrado, más alla de insultos, faltas de respeto y demás, en esa zona hay que estar unido puesto que el enemigo no son ninguno de los dos.
    Bien por el PSOE de ahora en esta zona, bien por el PP y bien por aquellos votantes que fueron a las urnas en total democracia, sin ninguna presión a revindicar un cambio político más parecida a una dictadura cegada por los cabecillas de los partidos póliticos que antiguamente tenian el poder, bien por dejar de una vez por todas a ETA fuera de cualquier decisión política, bien por salir a la calle para decir que ellos también son españoles les pese a quien les pese, en definitiva bien por el cambio político de los vascos, y ahora si todos podemos utilizar un eslogan que ahora si podemos hacerlo nuestro, llega el gran reto, YES WE CAN.

  3. En parte, me adhiero a su opinión, señor Fresny, siempre sin dejar de pensar que todo partido político, bajo las actuales circunstancias, antepone los intereses del aparato a los del bien público, simplemente por una cuestión de lógica, porque para ayudar a la sociedad hay que tener poder y cuando éste se alcanza, hay que mantenerlo y entonces la ciudadanía pasa a segundo plano.
    No creo que mediáticamente ahora el señor Blanco tenga más poder, muy al contrario, al ser responsable de una parcela de decisión y de actuación muy importante en el actual gobierno se verá examinado en cada pequeña decisión y, por tanto, está más expuesto tanto a críticas como a meteduras de pata. Además, entre políticos “enemigos” y de la catadura de los ejemplos que estamos usando, sería iluso creer que sienten respeto: prudencia en todo caso, que no hay que dejar de saber por dónde anda el oponente.
    Si los dos grandes son capaces de unir fuerzas para hacer patente que el nacionalismo no es tan vital en Euskadi, ¿por qué no hacen lo mismo para buscar soluciones a los problemas estructurales de este país y no sólo me refiero a la actual coyuntura de la crisis económica mundial?

  4. No es bueno tratar todos los problemas por igual, sino no existirían distintos partidos políticos.
    En cuanto a medidas anti-crisis está claro que discrepan, pero no por dar siempre la lata, sino porque creen que lo pueden hacer mejor que lo están haciendo.
    En cuanto a los problemas estructurales, todo llega amigo, todo llega.
    Otro de ETA pal saco!!!Como debe ser!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s