Desilusión

teconleche - Desilusión (Flickr)

Dejó dicho Jorge Manrique que “nuestras vidas son los ríos / que van a dar en la mar” y son los afluyentes, las lluvias y las aguas freáticas las que le aportan caudal. En este aporte se incluyen experiencias, vivencias, aprendizajes, amores, aventuras…, y del mismo modo lo negativo: pérdidas, obstáculos, desdichas y desilusión.

Generalmente, uno se empieza a desilusionar cuando las aspiraciones infantiles y adolescentes se derrumban, es decir, una persona ya puede estar cayendo en el desencanto en su primera juventud, cuando la realidad se enfrenta directamente con la persona, cuando ya ésta no tiene quien le tamice lo que llega de fuera.

Es obvio que el origen del desengaño reside en la respuesta que recibimos de los demás en relación a los propios deseos, es decir, se podría señalar como culpables tanto a la injusticia que de pronto se hace patente como a que las aspiraciones incumplidas han podido ser desmedidas de raiz, a haber sido un iluso esperando demasiado.

Resignado sospecho que contrariedades seguiré recibiendo hasta el fin de los días. En estos últimos tiempos, el chasco más habitual que me embarga en ocasiones es la constatación de que recaemos en los eternos defectos y vicios pues es más fácil conducirse por la vida de esa manera que de la contraria. La injusticia no sólo rige en mentes a las que se crió en o sufrieron ese modo de conducta, donde lo imperativo es el bien propio y lo secundario o inútil el común, donde se golpea y arroja al otro por miedo, desconocimiento o egoísmo, sino que también, terroríficamente, es fácil hallar a jóvenes que proceden con los mismos malos modos, y lo que les une a unos y otros es el desprecio por los demás y la dedicación exclusiva a colmar las aspiraciones del egoísmo propio; así, la empatía es una palabra que sólo existe en manuales de psicología, en cambio, no hemos sido capaces de encontrar un neologismo para un concepto tan usado como lo primero yo, después yo y para finalizar yo.

Atiendan, por favor, al artículo de ayer en El País Semanal de Javier Marías y al humor gráfico de Manel Fontdevila en Público publicado también ayer, que vienen a colación de la entrada de los jetas y, por extensión, a ésta que usted está leyendo.

Y por último, para quien tanta palabrería no consiga aclarar el motivo de publicar la presente, tenga como muestra esta foto que habla mejor que mis labios:

Vida en un ropero - Desilusiones de la infancia (Flickr)
Vida en un ropero - Desilusiones de la infancia (Flickr)

10 Comments

  1. Pingback: Bitacoras.com
  2. CABEZA:
    Por aquí no hay ninguna Penélope esperando a Ulises ni ninguna Ariadna ofreciendo una madeja de hilo a Teseo, ni tú eres Mnemosine, personificación de la memoria, “sabiendo todo lo que hemos sido, somos y seremos.
    Aunque sí deberías imitar a Deméter y regar tu jardín y dejar a los demás en paz,sin tener que definir ni opinar de personas que no conoces.
    Siempre, los salvadores de la Patrian han tenido unas oscuras pretensiones.La suya ¿¿ Cuál es??

  3. ¿Y usted tiene el atrevimiento ético y moral de hablar de cabrones?
    Si alguna persona que lee esta Bitácora quiere conocer a auténticos cabrones visiten un foro muy libre, donde escriben la mayoría de los señores, señoras y señoritas que pasan por estos lares.Se sorprenderán de como personas de una catadura moral intachable se convierten en seres repulsivos y dañinos,pero eso sí, amparándose en el anonimato porque de esa forma son más hombres(MACHOTES) y más MUJERES.

  4. Así como en otro lugar alabé la cita mitológica, también tengo que decir que el bombardeo de supuesta sabiduría sin venir a cuento sólo evidencia la carestía de su autor.
    Reitero que si alguien aparece por esta santa casa a soltar acusaciones a no se sabe quién sobre no se sabe qué, encima anónimamente, sólo está aburriendo o confundiendo a los demás (¿o será éste su propósito?: primero nos aburren y después se quedan con la falsa memoria. Pues no se cansen, que sólo tienen que pedir).

  5. ¿Crees qué hubieses llegado a cuatrocientos comentarios sin la aparición de estos personajes?
    Si su Bitácora la firma un tal Prometeo es normal que se cite a la mitología,si se llamara Foro de Liverpool, pues se hablaría de Los Beatles de Cádiz.
    No se preocupe Sr. Prometeo,solo se deja confundir él que quiere.
    La Falsa memoria,no la quiere nadie,es suya para usted.Cada uno que se quede con la suya,verdadera o falsa pero con la suya.
    Felices vacaciones.

  6. Hola Caracola,
    Voy a contarte el problema que tengo aunque tampoco sé si es un problema, bueno sí es un problema.Tengo un amigüito en el cole,que es muy listo,muy límpio,muy estudioso y no tiene faltas de ortografía ( llegará por lo menos a Ingeniero ), y yo soy todo lo contrario a él,soy torpe,fea,sucia casi no estudio y tengo muchas faltas de ortografia (mi futuro será vivir con gatos).
    Aunque Pepito( que así se llama este niño),tiene todas estas cualidades, en el fondo no es tan bueno, me pone zancadillas,escribe por las paredes del cole mi nombre y me pone motes,se reune con sus amigüitos/as y se mofan de mí.
    Entonces,yo me enfado un montón y a la salida de clase, corro y hablo con su mamá y ella me dice ¿ En qué puedo ayudarte?…..Yo sé lo explico todo, pero no me hace mucho caso.Piensa que me gusta Pepito porque tiempo atrás, jugábamos y nos reíamos.
    Yo se lo he contado a mi hermano mayor y me ha dicho
    “Tonta, eso es cosa de niños”,me suena los mocos,me dá un beso, me coge de la mano y me voy para casa riendo y pegando saltos de alegría.

  7. Estimada señorita Maria cagona, perdón:

    Tu único problema es que no sabes si tienes algún problema.

    Dile a tus padres que pongan el control parental en el windows que no te conviene entrar en sitios asi. O, mejor, dile a tu madre que deje de hacerse pasar por niña.

    Espero que no se te haya olvidado mandar algo por paypal al dr.veronica, no te vaya a echar un mal de ojo chévere, chevere.

  8. Hola Caracola, soy Maria” la cagona”,y está usted perdonado.
    Cuando he leido que me respondía un psicólogo, pensé en ignorar las frases que contenía su escrito ¿ Por qué?,pués pienso que son personas que no tienen ni idea a lo que dedicarse de mayores y eligen el camino más fácil para no dar ni golpe en la vida pero con un status privilegiado, porque la mayoría de los individuos piensan que realmente solucionan los problemas que tan sólo nosotros seremos capaces algún día de resolver.
    El psicólogo de mi cole, se dedica las mañanas a dar vueltas por los pasillos a creer que el centro debe organizarse bajo la conformidad del ser supremo que es él, pero nunca lo he visto en una clase con niños o haciendo guardias.
    Resumiendo que no me gustan,¿Quién controla al controlador…?
    Por lo tanto, nada de lo que ha escrito tiene valor para mí, seguramente para Pepito y su familia,sí. Ellos lo entenderán perfectamente,yo soy brutita y mi pregunta de ayer era muy simple ¿ Por qué Pepito no me deja tranquila?Yo me conformo con ser la última de la clase,pero que me deje relajarme con mi familia de cochinitos( somos tan felices revolcándonos en nuestra mierda que no necesitamos más de la que hay)
    María, la cagona.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s