¡Enterao, que eres un enterao!

Esta es una figura típica de mis latitudes; imagino que también en el resto del mundo habrá personajes de similar corte, de hecho, “ser un enterao” debería estar incluido en alguna lista de pecados, al menos en la de los veniales, no exageremos. Aunque, exagerando, exagerando, hay por ahí ciertos enteraos tan pesados y excesivos que están pidiendo a gritos que lo suyo se tipifique como delito y con el destierro como castigo.

El enterao debe procurar no trabajar y así, también, vivir del cuento, y si no tiene más remedio que trabajar, debe buscarse un trabajo bien remunerado donde no haya que deslomarse mucho, o debe arrimarse mucho al jefe en cualquiera de sus acepciones -pelota, chivato, cizañero, infamador,…-, para que de este modo, cuando el jefe aparezca por el lugar de trabajo y el enterao actúe como si estuviera sofocado de tanto que tiene que trabajar para llevar a buen puerto a la empresa porque sus compañeros trabajadores no valen ni un duro, no avergonzarse de que todo esto sea impostura y de que sólo ocurra con el jefe presente.

¡Anda que no eres enteraíllo tú, ni ná!

El enterao tiene mucho de cotilla, elegantemente podríamos decir que tiene buenos mimbres para convertirse en periodista o en espía, sin embargo se queda ahí, en la superficie, y por eso sólo es un chismoso. Esta es característica primordial en él, puesto que debe saber de cualquier cosa que se esté cociendo, aunque sólo sea superficialmente, para poder dárselas de enterao, de sagaz o de avispado, para quedar bien delante de los demás y hacer sentir su poder o su elevación con respecto a todos. En cambio, el enterao  no suele tener los dones de la oportunidad ni de la prudencia, por eso en ocasiones suelta su perorata sin causa aparente, o bien se equivoca de tema y suelta un exabrupto sobre otra cosa de la que se trataba, pero el enterao sí suele tener la suerte de contar con la benevolencia de algunos oyentes que, por educación o piedad, respetan su yerro y en todo caso le sacan con tacto del embrollo. Y es que al enterao le pierde el gusto de escucharse a sí mismo.

El enterao cree saber de todo. Si el enterao se equivoca al pronunciarse sobre cualquier cosa, en primer lugar nadie le va a sugerir otra opinión, simplemente para no meterse en un laberinto de discusiones donde el mareo y el sinsentido son las armas básicas del enterao para ganar la discusión (victoria por K.O., por desgana del adversario, se entiende), en segundo lugar, porque no va a permitir que se le rebata sin más ni más ya que a fin de cuentas teme que se le vea el plumero; y en tercer lugar, porque el enterao, ante alguien que no claudique a sus opiniones por aburrimiento o desgana, dirá lo que tenga que decir por absurdo que sea por quedar por encima, incluso si de pronto tiene que tomar las opiniones del contrario como suyas propias. Tenderá también el enterao a la exageración, para conseguir, al menos de momento, audiencia, y posteriormente a la descalificación de todo lo que no haya sido dictado por su inapreciable saber.

-Tú hazme caso a mí. ¡No te voy  a engañar yo a ti!

El enterao también cree que todo nació con él, que la sociedad ha avanzado inventando y descubriendo gracias a su perspicacia, y así no le importa demostrar a cualquiera cómo descubre mediterráneos, en ocasiones no sabiendo obviamente que ya está descubierto y en otras sabiéndolo de antemano pero intentando variar la Historia (sí, con mayúsculas) a su conveniencia. Asímismo, cree el enterao que todo acaba en él y que lo que no pasa por él, por sus decisiones u opiniones, no es válido o conduce a la ruina.

¿Que sentirá el enterao al verse retratado así? ¿Se querrá dar cuenta de que hablan de él? ¿O usa alguna táctica de supervivencia como el autoengaño? Ahí debe estar el quid de la cuestión: cómo se representa a sí mismo el fraude que es para los demás.

Modo de empleo: intente no tener cerca de usted a un enterao, simplemente para librarse de unos cuantos dolores de cabeza. Si es impepinable que tenga que convivir y/o trabajar con uno de ellos, desde el principio establezca sus límites y no se convierta en confesor ni discípulo suyo. Y si usted fue parido con más guasa que un congreso de chirigotas de Cádiz, pues hágase también enterao y gánele a los puntos.

26 Comments

  1. Pingback: Bitacoras.com
  2. ¿ Qué me dices del ” MALAJE”?,él que se la da de gracioso y tiene la gracia en el culo,él que hace malos chistes utilizando a personas que ni conoce para ridiculizarlas y por supuesto esperando las risas y chanzas del personal que tiene al lado.
    El personajillo “MALAJE” suele ser también “MARUJONA”, que es una especie de telediario cotilla, sin tener ninguna idea de la realidad, pero él tiene que dar su interpretación negativa de cualquier comentario.No existe peor “MARUJA”que un hombre(por decir algo positivo del individuo)ABURRIO.
    Si mi amigo, EL SELU COSSIO,lee esta pamplina que estoy escribiendo….ya sabe el tipo que tiene que sacar en los próximos Carnavales “EL MALAJE”.Ya le comentaré los Foros que debe visitar, aunque pensándolo bien se aburriría y me diría que él ya estaba “enterao”.Y ¿quién mejor que EL SELU, pa reconocer a un “MALAJE”.

  3. Porfa, me subrayas, las faltas de ortografía….los acentos, las comas, puntos…….etc. Todo lo que te dé la gana ,que me está sirviendo para la carrera de escritor.
    Os recomiendo dos películas de Kate Winslet:El Lector,donde trabaja con un amigo vuestro, Ralph Fiennes,(que en su vida privada le ocurrió el mismo accidente que a un compañero de vuestro club,las consecuencias…. las mismas,ella una mala pécora, desfenestrada y calumniada. Él utilizó todos aquellos adjetivos negativos que fué encontrando en el diccionario y se los regaló de forma altruista a ese pequeño diablo,malo,feo y desagradable que desgraciadamente apareció de una forma imbecil en su vida perfecta e inmaculada ,para mí siempre será una gran persona….), me encantó.
    La siguiente peli es, Revolutionary Road, me impresionó.

    Si alguna vez piensa en alguién que no seas tú,te has dado cuenta el daño que has causado?

  4. Señor o señora lacuriosidadmata:
    Para subsanar sus faltas de ortografía le debería haber bastado el graduado escolar, si es que lo tiene. Cierto es por otro lado que grandes escritores en el mundo ha habido que cometían faltas: eran sus editores, correctores o los tipógrafos quienes curaban estas heridas antes de la impresión. Y aquí radica el meollo del asunto, porque para ser torero, o escritor, no sólo hay que querer, que sobre todo hay que poder y saber, y también es necesario trabajar mucho día a día, esforzándose por ser mejor de lo que uno piensa que es.
    También, para paliar sus carencias ortográficas, le aconsejo que lea mucho y muy variado: no sólo se aprende a usar los dos puntos y las tildes, que también se puede conseguir algo como un estilo propio.
    Quiero aprovechar para felicitarle su semblanza del malaje. Compruebo que ha utilizado muy bien el espejo para caracterizar al personaje, y me entristece leer que usted sólo es capaz de captar lo negativo de la realidad, ya que esta faceta le revela cerca del tipo del envidioso o del falto de confianza en sí mismo que ataca como simple medio de defensa, aunque no haya nada que le esté amenazando, o sólo sus fantasmas.
    Por último, me complacería mucho contar con usted como crítico de cine, sin embargo, los posibles lectores esperarán algo más que “me encantó” o “me impresionó”, ya que algunos se agobiarán ante tal despliegue de adjetivación y de crítica. No obstante, si lo de las películas es sólo un medio para sacar a colación al señor Fiennes y sus “adjetivos negativos”, no hacía falta tales artificios, habida cuenta de que creo que usted se quería referir más bien a Christian Bale y la bronca que le pegó a alguien durante un rodaje.
    Contento de volverle a leer por aquí, se despide Prometeo.

  5. Siento no estar a su nivel cultural, es verdad que no pude terminar el graduado escolar,no tuve medios ni talento.Tampoco puedo leer mucho porque los libros están carisimos y no tengo acceso a ellos, ya me gustaría a mí .Tengo infinitos defectos pero le aseguro que la envidía no es uno de ellos o al menos eso es lo que yo pienso,aunque puedo estar perfectamente equivocado.Tampoco es verdad que saque lo negativo de la realidad, me considero optimista por naturaleza y ataco cuando atacan a los míos y a mi persona.
    Como crítico de cine no sirvo,pues siempre saco alguna enseñanza de las películas .Así que podrá percibir mi nulidad cultural y es por ello la alegría que poseo pués por fín encontré a una persona que me guiará por el camino de la intelectualidad y dejaré de ser un analfabeto, no sabe usted cuanto se lo agradezco.
    Y sobre el sr. Fiennes no he comentado nada que no fuera cierto de su vida privada,ahora bien como actor desde que contemplé su talento en la película “EL PACIENTE INGLÉS”, me tiene fascinado.
    Que tenga usted una buena semana.

  6. Estimado señor o señora:
    Note, en primer lugar, que yo nunca he establecido comparaciones entre niveles culturales: es usted quien lo hace y no entiendo el motivo ni el fruto a conseguir. En segundo lugar, es cierto que los libros están caros, pero más caro es el ADSL que no parece faltarle a usted y, en todo caso, le recuerdo la existencia de bibliotecas públicas y gratuitas.
    Percibo su humildad arriba presente más falsa que un euro con la cara de Franco; se le ve más veraz y auténtico en anteriores comentarios donde quizá revele su consciente inconscientemente.
    Si usted no sirve de crítico de cine, yo tampoco (ni lo deseo) de guía espiritual o intelectual de nadie, que ya tengo suficiente con aguantarme y apechugar con lo que me rodea.
    Sobre el señor Fiennes, sea usted tan amable de explicar a qué se refería, porque en cuanto a este tema no sé quién es más besugo. Le aplaudo su fascinación por el actor (no sé si por su físico o por su trabajo), pues siempre es saludable sentirse atraído por algo que no sea el propio ombligo.
    Nuevamente agradecido, este Acomplejado le desea de vuelta lo mismo: una buena semana.

  7. Sres Prometeos:
    Es verdad aquello que dice el “sr. Prometeo irónico”,que tengo mucho que aprender y que le tengo envidia por lo bien que redacta.Ahora bien aquellos “Prometeos malajes”que escriben en esta Bitacora y los que escriben en algún foro ecologista también le tienen que dar otro repasito a las reglas gramáticales y sintiéndolo mucho por vosotros no le llegáis al irónico ni a la suela del zapato.
    Como mi psiquiatra me dice que todo aquel que me ha hecho daño no existe,le voy a hacer caso y ADIOS,que me voy para el cine.
    Con los libros empiezo de nuevo mañana.
    Ah, se me olvidaba y no quiero,me dejásteis dos fotos en el ordenador.No os llevásteis todo, eso se le llama trabajo mal hecho.

  8. Estimado/a (hay que tener cuidado, no me lea la ministra Aído y vea que no respeto la igualdad de género):
    Prometeo sólo hay uno, mas poliédrico: según la pastilla que se me haya olvidado tomar o los resultados de los London Wasps, así tengo el día, el humor y el talante -ya sabrá usted que lo que antes se atribuía a la bolsa escrotal ahora lo es al talante-, sin embargo, en ningún caso pretendo ser envidiado, acaso intento regalar consejos que, con sinceridad, catalogo manidos y conocidos aunque no superados por algunos.
    En cuanto a aquél que en foros ecologistas amenaza su ortografía, hágame saber, ruégoselo, sus faltas y su filiación para poder dirigirme a él y amonestarle.
    También me da usted noticia de que frecuenta, clínicamente hablando, la especialidad de psiquiatría, revelación que me apena, pues ese dinero podría “biengastarlo” en otras actividades intelectuales o más lúdicas, a saber, en la compra de esos libros que dice no poder adquirir (piense en la ayudita suya que le llegariá a esos miserables escritores que pasan hambre a la luz de una vela y de un folio en blanco), o en alegrías para su cuerpo, que la vida es corta y el orgasmo también.
    Por último, esas fotos quedaron en su computadora para solaz y nostalgia de usted, que conozco su atracción por mi imagen, por lo que el trabajo se terminó bien, por lo menos en lo que a mí respecta. No obstante, si quiere remitírmela y dejar de sufrir por no alcanzar físicamente lo que tanto anhela en esas fotos, tenga a bien enviármelas a mi dirección de contacto que aparece en la parte derecha de esta su bitácora preferida.

  9. Cómo quién espera, desespera y observando que la persona que le tiene que responder no lo hace y yo que estoy impaciente por decirle todo aquello que siento, sobre usted( personajillo altanero).Me pongo delante del ordenador sin tener una idea concreta de como comenzar a despojar mis sentimientos de dolor.

    Por educación y por las enseñanzas de mis padres y por la edad que nos separa debo dirigirme a usted como Sr. Prometeo pero lo siento mis dedos se van al teclado buscando las palabras, Hacker Prometeo,porqué los Sres.dan la cara y no delinquen como usted, no se incrustán como ratas en los ordenadores de otras personas,extraen sus datos y modificán los correos electrónicos.
    Los Sres. no utilizán palabras maléficas y malintencionadas para hundir a las personas en las profundidades de una depresión.
    No ridiculizán a otros semejantes en foros familiares.
    Lo siento, pero usted es un auténtico Fraude.

    Aunque en sus bitácoras escriba sobre luchas etnicas,donde se denota su sensibidad.
    Aunque maldiga en sus artículos a los culpables de esos muertos que nos escupe el mar todos los días.
    Aunque nos comente los últimos autores que ha leido desde Platón hasta Barico pasando por Eco, Machado,Baudelaire,Poe…etc.
    Aunque se jacte de sus exquisitas redacciones.
    Hay algo fundamental que no le han enseñado, que para mí es más importante que todo eso,es ser PERSONA.

    Lo siento, hay mucho dolor contenido en mi familia.

  10. Acaba usted de confirmar mis temores: se ha equivocado de sitio. Le remito al que usted pertenece, donde de veras se merecen a usted y a sus palabras, que yo, pobre desgraciado, en soledad me lamo más gustosamente las heridas:

    http://www.frikipedia.es/friki/Portada

    Que lo pase usted bien. Elija sus padrinos y veámonos de florete acompañados bajo una aurora cercana.

  11. De nuevo yerra, señora o señorita Lara, porque yo no vendo sino que compro. ¿Qué me puede usted ofrecer? Quizá me interese: tal vez su ingenuidad, acaso sus esperanzas, por supuesto su libertad. Sólo tenga en cuenta que probablemente mi moneda no le interese, que su entrecejo no precise fruncirse en su pantalla frente a mi sitio, que su espacio pertenezca a un tiempo diferente al mío, en tanto en cuanto yo sí soy extemporáneo y no correspondo a nada ni a nadie en concreto, por lo que estoy eterna y mortalmente atado, atado a la roca donde cada día me visita el águila para roerme el hígado: ya sabe usted…

  12. Yo no vendo mi ingenuidad porque espero que me dure toda la vida, ni mis esperanzas o ilusiones porque ¿qué es una persona sin ellas?,y mi libertad Prometeo, es sagrada.Pero cuando has parido, amigo, no hace falta estar atado a una roca,uno se ata a lo que realmente quiere y en ese momento se unen ilusiones y libertades, pero porque uno quiere.Y es ahí cuando la ingenuidad se vuelve saber.Pero todo por mirar y proteger al Sol,no a ese águila que aún no lo encontrado en mi camino.
    Yo creía que algún/a conocido/a nuestra estaba mal, pero tú no estás mejor.
    Lo único que le voy a seguir pidiendo SR.Prometeo es respeto.Saludos

  13. Si todo desemboca al final en la exigencia de respeto, reitero por enésima vez que se equivoca, estimada Lara. Aquí no se le ha faltado el respeto a usted ni a nadie, porque no está en el ánimo ni es el fin de esta bitácora ni de su dueño y autor.
    Si no recuerdo mal, su primera aparición en Falsa Memoria se produjo con ocasión de la publicación de la entrada “Segunda Guerra Mundial” donde, a través del recuerdo del Holocausto causado por los nazis, comentaba mi descubrimiento de Primo Levi como escritor y víctima que no se cansó de gritar contra la injusticia. Ahí creo que empezó su confusión, pues usted escribía pidiendo que yo no causase más dolor, así como que esta bitácora no es sitio para tratar de hechos del pasado. Obviamente, ambas apreciaciones suyas son erróneas, pues ni yo soy capaz ni quiero causar dolor, y además, recapacitar sobre el pasado no sólo es lícito hacerlo aquí, sino también necesario, como en cualquier parte.
    Gracias miles nuevamente por sus visitas y comentarios.

  14. Yo no me entero de ná de ná, y además paso de leerme el tostón de palabras encadenadas, a veces sin sentido, en las cuales se ocultan un rencor e intentos de ridiculez moderados.
    Jeñores, menos palabras odiozas y más buen roooollo, no pegarle a los zanimale.
    A veces es mejor decir que es lo que molesta directamente a liarse tanto tanto tanto tanto, que al final hay malentendidos y yo te prometeo por mi herlara, digo hermana que esto no me gusta, si es que ya me lo dijo mi abuela, la gente cuando tienen problema deberian zentarse a tomarse unos cafeses.
    He dicho..

  15. Ahora que tengo un poco de tiempo,pués por fín la trupe se marchó temprano a visitar unas de las cuevas que vuestro amigo Lothar, recomendó a un familiar mío.

    Voy a aclarar las frases que Prometeo le dedicó a alguién:”Por último, esas fotos quedaron en su computadora para solaz y nostalgia de usted, que conozco su atracción por mi imagen, por lo que el trabajo se terminó bien, por lo menos en lo que a mí respecta. No obstante, si quiere remitírmela y dejar de sufrir por no alcanzar físicamente lo que tanto anhela en esas fotos, tenga a bien enviármelas a mi dirección de contacto que aparece en la parte derecha de esta su bitácora preferida.
    La verdad es que a mí,me intrigaron esas fotos.Tardé que me dieran el consentimiento de verlas, pero como soy bastante constante hasta que no conseguí lo que quería no me quedé tranquila.
    Entre risas, me dijo donde las tenías y fuí a buscarlas.
    Me quedé impactada, le dije: tú, con este tesoro guardado y los demás mortales sin poder ver esto, no te lo perdonaré mientras viva.
    Prometeo, la primera era de un Hotel de apariencia Oriental,( una Chulada ),para quedarse allí una temporadita de vacaciones.
    En la segunda,sí que comprendí el comentarío tuyo( de no alcanzar físicamente lo que tanto anhela en esas fotos), pués es verdad ni la que te ama platónicamente, ni yo , ni nadíe……bua,bua,bua,nadie, pero nadie, sabía ese secreto.Tiemblo, palpito aún de lo egoista que ha sido esa persona.
    No me podía creer y todavía no me lo creo,que tuvíera una foto casera de nuestro adorado,educado, respetado, PEDRO MARTÍNEZ DE LA ROSA.

    Sr. Prometeo, gracias por no llevarse esa foto, llévese lo que quiera hasta este mi portátil.

    Ah, siento frustarle su “ego”, esa persona a la que usted no para de insultarle se ha casado recientemente y creó que hasta se duchó ese día y fué al dentista,así que por favor deje de dar el latazo en foros,en mensajitos a su correo,en Bitácoras provinciales…etc.

    Así, de esa forma usted es féliz porque se la ha quitado de encima y ella ha encontrado lo que quería.

    Saludos.

  16. El lobo dijo:uuuuhhhhhhhhhh
    La niña dijo:aaaahhhhhhhhhh
    Mientras caperucita cantaba está canción:Hada de los bosques sál-va-me y con mi mamita, llé-va-me.

  17. Mira que le digo al niño,¡niño estudia!

    Niño deja de joder con la pelota, niño eso no se hace, eso no se dice,eso no se toca.
    Nada ni nadie pueden impedir que crezcán…..
    Ya irá mejorando su ortografía, es muy chico el pobre.
    ¡Pero pone un empeño!

  18. Que verdad que llevas, empeño empeño siempre hay que ponerle porque sino, pa qué!!!
    Y eso de que la mentira duele no se yo hasta que punto, a mi me llaman Becks desde siempre, y la verdad que es que me gusta.
    Niño deja ya la pelotita que tal y como está la cosa, cuidado con ese nick que llevas toda la razón, curiosear es de marujonas, aunque las marujonas son las que mas viven!!

  19. No que va! si yo me refería al empeñon de gibraltar,ay! si volviera quien tendría que volver otro gallo cantaría, pero la canción que debería cantar por supuesto.
    Vuelve Rocio vuelve!!!La más grande junto a Encarna.
    Puffff mas o menos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s