Segunda Guerra Mundial

Fabio A. Pracz - Segunda Guerra Mundial (Flickr)
Fabio A. Pracz - Segunda Guerra Mundial (Flickr)

Este período de la historia universal sigue tan vivo como siempre: películas, libros, exposiciones fotográficas, documentales,…, y algún que otro revisionista, religioso o seglar, ansioso por sus minutos de gloria, así como también, por desgracia, ciertas prácticas de entonces que ahora se cometen como novedosas, como si no hubiéramos tenido la oportunidad de aprender de los errores anteriores ni supiéramos a qué nos puede conducir. Es curioso comprobar cómo no parece herir ninguna sensibilidad -o, al menos, no se nos hace saber- el hecho de que sea un asunto tan recurrente, de que nadie se hastíe de este tema y que, por tanto, se pida que quede ya enterrado y olvidado, como en cambio sí ocurre con otros episodios más cercanos por el espacio que no por el tiempo. Tal vez la diferencia estribe en la categoría de vencidos y vencedores en ambas contiendas, pues a los nazis alemanes nunca les acompañó ningún recurso moral -perdiendo la posibilidad de conseguirlo al ser derrotados, obviamente-, mientras que los fascistas españoles, sin contar con esa autoridad moral por haber comenzado la guerra pisoteando la legalidad de la época, tuvieron después cuarenta años para inventarse excusas.

~~*♥♥♥Michelle♥♥♥*~~~ - Laughing at Auschwitz (Flickr)
~~*♥♥♥Michelle♥♥♥*~~~ - Laughing at Auschwitz (Flickr)

El paso del tiempo ha mitigado el maniqueísmo con el que había que tratar esta guerra (logro difícil de alcanzar en el caso español) y diferentes estudios y opiniones han traído a la luz la mezquindad con la que, por lo general, actuaron todas las partes implicadas: aliados, eje y “neutrales”. Siempre, sin embargo, ha de quedar el respeto por las víctimas, por sus sentimientos y memoria, porque, con reservas, su sufrimiento ha de valernos como autoridad moral e informativa ante lo ocurrido por haber sido vivido de primera mano.

Leyendo Utopía y desencanto de Claudio Magris (Anagrama, 2004), volumen que recoge algo más de cincuenta ensayos del autor italiano, supe de la existencia de Primo Levi a través del artículo “Pero el hombre es eso. En la muerte de Primo Levi” de 1987. Es decir, yo supe de la existencia de este hombre leyendo a un compatriota suyo que escribía unas líneas sobre él coincidiendo con su muerte. El señor Levi fue un químico italiano de origen judío que se unió a los partisanos en su lucha contra el nazismo y terminó batallando contra la misma muerte en el campo de concentración de Auschwitz. Pudo salir vivo tras la invasión de Polonia por el Ejército Rojo y, tras un arduo periplo por el este de Europa regresó a su Turín natal. Con el tiempo se convirtió en escritor de gran prestigio, siendo muy conocida la trilogía en la que vierte sus experiencias como prisionero del campo de concentración y de su larga odisea posterior de vuelta a Italia. Posteriormente volvió a Auschwitz en dos ocasiones; aquí pueden leer el extracto de la entrevista que se le realizó en la segunda ocasión.

Franssou2006 - levi ad auschwitz (Flickr)
Franssou2006 - levi ad auschwitz (Flickr)

Parece ser que, después de casi reventar por intentar sobrevivir en el infierno nazi, Primo Levi, tras darnos testimonio del horror que el hombre es capaz de producir y de soportar, tuvo la libertad de decidir que su vida ya había llegado a término. Así finaliza Claudio Magris su artículo sobre él:

“Estupefactos y compungidos, más por nosotros que por él mismo, que nos deja más solos, únicamente podemos abrazar a Primo Levi y darle las gracias por habernos mostrado, con su vida, aquello de lo que puede ser capaz un hombre, y por habernos enseñado a reír hasta de la monstruosidad y a no tener miedo.” (p. 265).

8 Comments

  1. Pingback: Bitacoras.com
  2. Sr. Prometeo, me llamo Lara y no tengo el placer de conocerle personalmente.Le pido e incluso le ruego que no cause más dolor, ya bastante hemos padecido. El odio , el rencor solo trae eso más odios y rencores.
    Creo que no es lugar ni el sitio más apropiado para comentar hechos del pasado.
    Sé que todos cometemos errores,¿ pero hasta qué punto hay que hacer desgraciados a otras personas?.
    Vale ya la ridiculización, la caricatura.Pienso que nadie es demasiado bueno ni demasiado malo, son circunstancias de una vida,momentos malos que todos tenemos.
    saludos

  3. Estimada Lara:
    Debe estar usted muy confusa si cree que soy yo quien causa dolor. Este fue causado por otras gentes en otros lugares y en otros tiempos, evidentemente en otras circunstancias. Lo que sí puede causar más sufrimiento es no recordar el pasado y, con él, sus aciertos y yerros para intentar tomar las decisiones más adecuadas y positivas.
    De todos modos, sus palabras me son extrañas: ¿a qué se refiere ese rencor, ese hacer desgraciado a otros, esa ridiculización de los que habla?
    Un saludo.

  4. Siento su actitud, Lara. Si pretendemos establecer algún tipo de diálogo aquí, su ambigüedad está de más. Si en mi anterior respuesta a usted lancé esas preguntas fue para que fueran contestadas, no para comenzar un absurdo soliloquio de besugo y de misterios tramposos que no existen. Hablo de soliloquio, o mejor de monólogo vacuo, porque no me incluyo en esa “autocontemplación verborreica” que más parece masturbación sin ganas.
    Un saludo y que tenga un buen día.

  5. Entonces, ¿para qué lo sigue haciendo si no quiere?. ¿Y quiénes son esos entes innombrables tan dañinos?
    Un dato: agua no hay que escribirla con diéresis.
    Gracias por los comentarios.

  6. Uffff, que profundidad más filosófica, estoy contigo prometeo, no pienso que hayas faltado el respeto a nadie, y en cuanto el sitio y lugar(que pienso que es lo mismo), pues claro que lo es, o acaso esta señorita aparece de la mismísima gerarquía del general Franco y su epoca de censura.
    En fin, que la guerra de Irak fue una cagada Prometeo, porque???? era de eso de lo que hablamos no????
    Espera que voy a subir al encabezado para ver de que va esto,ahhhhhhhhhhh mundial habia leido Irak, y claro me dije para mi mismo, pero ZP no había retirado las tropas??Bueno te dejo que me lio y es muuuuuu temprano.
    Saludos a ti y a Lara, claro está si ella lo ve bien no vaya a ser que tambien me censure, porque si alguien perdió en esa guerra fuimos todos.
    En realidad no se porque digo esto si yo no he estado en Irak…….Bueno lo dicho me voy que no se de que hablo….Saludos….Lara…..n- — lo–to—a—m-l,
    quise decir que no te lo tomes a mal, maldita censura bloggera que se mete en mi teclado!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s