Sin fuelle

Mi inventiva, o falta de ella para según quién, en esta bitácora es como una nómina de obrero, y más en los tiempos que corren. Noten ustedes que, a principios de mes, soy capaz de publicar una entrada al día y créanme cuando les digo que pretendo seguir así los días que restan, pero súbitamente mi confianza se desinfla como un vulgar crédito subprime: sin ir más lejos, aquí tenemos el mes de febrero, del cual estamos gastando su duodécimo día; en sus siete primeros he ofrecido una entrada por día, sin embargo en el noveno no apareció nada y hasta hoy.

Con un fuelle se consigue, básicamente, inyectar aire a presión en un sitio determinado; este aire, insuflado en la combustión, consigue que ésta sea más potente y que en el proceso se logre más calor, imprescindible para poder fundir, forjar o soldar; asímismo, permite que el puntero de la gaita emita sonido cuando así lo decide el músico que con su axila aprieta el fuelle. Estos procesos de gran necesidad a la par que muy comunes en la actividad humana -¿qué sería sino de las guerras, el galanteo a través de una reja o las balsas hinchables en la playa?- no serían posibles sin el fuelle tal y como lo conocemos, pulmones artificiales formados de pellejos de animales muertos:

Pearson Scott Foresman - Bellows (Para Wikimedia Commons)
Pearson Scott Foresman - Bellows (Para Wikimedia Commons)

Quien se queda sin fuelle sobre la bicicleta ya muy cerca de la cima, abandona pese a la leyenda: su corazón y su cerebro querrán, pero las piernas no. ¿Qué ocurre entonces con aquel a quien abandona el gusto o la imaginación, que puede seguir moviendo manos y sobacos animando al fuelle pero que no quiere o no sabe henchirlo de aire?:

Sencillamente se queda sentado en el camino mirando la vida pasar, a ver qué le alegra el día.

sunny-drunk - Sitting on the Dock of the Bay (Flickr)
sunny-drunk - Sitting on the Dock of the Bay (Flickr)

2 Comments

  1. Pingback: Bitacoras.com
  2. Yo creo que esto nos pasa a todos, me pongo a mi como claro ejemplo; todos nos quedamos sin fuelle a la hora de escribir, o más bien a la hora de contar con gente que ya no está.

    Un saludo tocayo ;)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s