Pro acercanza

En una entrada anterior quedaba anotada la palabra “acercanza” como pista para una futura entrada. Pues bien, ésta es la ocasión.

Encuentro por primera vez esta palabra en la bitácora que no firma él, sino que trata sobre lo relacionado con Javier Marías como escritor. En concreto, en una entrada del pasado día 17, se ofrece un extracto de un artículo en ABC de Gregorio Salvador, miembro de la Real Academia de la Lengua. El señor Salvador felicita al también académico Antonio Mingote en su nonagésimo cumpleaños y nos hace saber que tiene la suerte de contar con su amistad y de poder verse con él al menos una vez por semana, en las sesiones de la Academia.

En la reunión previa al cumpleaños del señor Mingote, los señores académicos estaban discutiendo qué hacer con “acercanza”, si desterrarla a los diccionarios históricos porque su uso es muy raro (parece ser que la última vez que aparece escrita es a finales del siglo XV: vamos, que a su lado lo de Trafalgar ocurrió anteayer). Parece ser que, a petición de algunos académicos -Arturo Pérez-Reverte, Javier Marías, Francisco Brines, Emilio Lledó, el propio Mingote- la palabra es indultada y seguramente ésa es la razón (después del indulto darle uso y utilidad) por la que Marías la emplea en su artículo.

dibujo
Javier Antón - Acercanza en el DRAE

Ya saben: hay que utilizarla y darle verdadera vida, que su acercanza se nos haga familiar.

1 Comment

  1. Pingback: Bitacoras.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s