Pornografía infantil NO

Pornografía infantil NO

Díficil encuentro ser original en esta entrada. Por fortuna, toda persona de bien piensa de igual modo: que la pornografía adulta sí puede ser consentida -aspectos morales del asunto aparte- cuando todos los implicados son mayores de edad y aceptan participar, pero que en el caso de los niños nunca se va a dar este matiz, pues entonces entran en juego, por parte de los adultos, otros factores, como la violencia, la intimidación o el engaño.

Así, ante la certeza de no lograr la originalidad en esta ocasión, quiero rogarles a todos ustedes que hagan un ejercicio de imaginación y que se pongan en el lugar de cualquier niño que se vea forzado, pero intenten, por favor, sentirse en esa situación no con todo lo que ustedes conocen y han vivido, sino con la mente inocente de cualquier niño al que de pronto se le violenta de esta manera. ¿Acaso no es mayor el terror cuando no comprendemos su causa?

Nos parece abominable que se hostigue a un niño y se le obligue a hacer lo que no conoce ni entiende, que se fuerce psíquica y físicamente a un inocente. Tampoco se debe olvidar que quien directamente no acosa al niño, pero acumula, distribuye y negocia con pornografía infantil, también es culpable, como mínimo de no intentar poner fin a esta barbarie. Que entre el poseedor de cualquier material de esta naturaleza y el niño violentado no haya contacto directo no quiere decir que el pederasta no sea un presunto culpable, seamos políticamente correctos, pues, evidentemente, el hecho de que alguien demande pornografía infantil va a originar una oferta de la misma: es la base de toda relación comercial.

Así que, sin exageraciones, debemos estar todos atentos a cualquier página, foro o chat de internet que nos parezca extraño, ya saben, aquellos sitios en los que se utilizan expresiones como “angels”, “lolitas”, “boylover”, “preteens”, “girllover”, “childlover”, “pedoboy”, “boyboy”, “fetishboy” o “feet boy”, para intentar frenar cualquier abuso que a través de aquí se pueda llegar a cometer,  y que estos pederastas escuchen nuestra protesta y exigencia:

¡¡Pornografía infantil NO!!

1 Comment

  1. Pingback: Bitacoras.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s