amoR

No, no quiero hoy hablar de ese “sentimiento intenso del ser humano que, partiendo de su propia insuficiencia, necesita y busca el encuentro y unión con otro ser”, según la primera acepción del DRAE, ni sobre lo que Francisco de Quevedo describía así:

Es hielo abrasador, es fuego helado,
es herida que duele y no se siente,
es un soñado bien, un mal presente,
es un breve descanso muy cansado.

Tampoco voy a adornarlo con fotografía alguna de esta ralea:

http://ajanlo.kapu.hu/csimpanz/01.jpg

De lo que quiero hablar es de cansancio y de maravilla, de belleza y de ruina, de hambre y de comida, de metro y de escaleras, de promiscuidad y castidad.

Sí señores, éste, su fiel bitacorero, ha vuelto recientemente de visitar Roma (y Florencia), donde, en buena compañía, ha disfrutado de buen tiempo, buena comida y buenas tomas que fotografiar. La siguiente, por ejemplo, iba a ser una gran instantánea de la Fontana de Trevi, pero se me coló un fantasma que me asustó y moví la cámara:

Javier Antón - El fantasma de la Fontana

Pero no se preocupen, que la digitalización -que nos hace creer que la fotografía, ahora, es gratis o al menos barata-  nos socorrió y registró todo lo que se nos ocurrió fotografiar, como el baldaquino de Bernini en la basílica de San Pedro en el Vaticano:

Javier Antón - En San Pedro

¿Qué precio tiene tomarse uno de los mejores cappucini del mundo en la Piazza della Signoria ? Les muestro documento gráfico de la factura, y ahí tienen reflejados los euros que tuvimos que apoquinar (pero de buena gana que lo hicimos, que lo merecía), pero respecto a su valor poco pueden transmitir mis palabras: tras tres días felices, agotadores y romanamente arqueológicos, nos fuimos a pasearnos por Florencia, a zambullirnos en más belleza si cabe, a embriagarnos de Renacimiento, y en un tris estuvimos de padecer el síndrome -el de Stendhal que para eso se dio allí el primer caso de la enfermedad-, con tanto bello edificio facheado de mármoles blancos, verdes y rosas, con tanta piedra y metal cincelados y vaciados retorciéndose de violencia o posando para que disfrutemos de la eternidad que el artista supo sacar de la veta. De nuevo recreo nuestra consumición en el caffè Perseo, contemplando desde aquella esquina de la plaza el Palazzo Vecchio y el grupo escultórico del corredor-museo de los Lanzi (alrededor de las estatuas vigilan unos señores seguramente jubilados que, a la menor infracción del visitante, tocan el silbato, te sacan tarjeta roja y te regañan en dialecto: al menos, así, estas obras de arte se ahorran refregones y graffitis, que ya sabemos lo que nos gusta a todos dejar constancia de dónde hemos estado), y todo el lugar incansablemente transitado por cientos de turistas, cuadro sólo moteado por unos coches de caballos y alguna pareja de carabinieri que de vez en cuando se unen a los turistas en su paseo:

Javier Antón - ¿Dónde está el David?
Javier Antón - ¿Dónde está el David?

En fin, ya habrán notado la buena impresión que me ha dejado el viaje. Ese es el motivo de que el título de esta entrada sea como es: obedece al deseo de volver atrás, de retornar al momento en el que esperábamos la hora de embarcar en el aeropuerto de San Pablo para volver a volar y llegar por la tarde a Roma, y soltar las maletas en el hotel y escapar, ya anocheciendo, por la via dei Fori Imperiali en dirección al Coliseo, a contemplar  su sólida permanencia iluminada.

Sólo queda volver a ahorrar y conseguir unos días de vacaciones para empacar de nuevo y salir rumbo a cualquier lugar, a Dublín, a Valencia, a Sanlúcar o a donde fuere, que la vida es corta y hay mucho que conocer.

1 Comment

  1. Roma, la ciudad mas bonita del mundo por excelencia(aunque no conozco muchas), Italia tiene algo especial, es como ese algo que siente la gente cuando viene al sur, y el cafe, ayy el cafe,
    Buen viaje Don Javier si señor, y esa fontana di trevi, y esos helados, y esos monumentos, y esas calles, y esas cafeterias italianas que parecen salidas de la pelicula Il Padrino, Florencia bonita tambien pero me quedo con la magia de Roma.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s