¿Crisis? ¿Qué crisis? (¡Y qué originalidad!)

 Supertramp – Crisis? What crisis? (www.supertramp.com)

Sepan ustedes: si son emigrantes en este país (para algunos Estado, para otros Nación, según aquellos Patria) y han cotizado lo suficiente (por lo tanto estas palabras son vanas para los que estén por aquí sin papeles) como para pedir el subsidio de desempleo, van a poder recibir de golpe el 40% del total de ese subsidio si vuelven a su país de origen. Allí les darán el 60% restante para que, de repente con tanto dinero, se sientan los reyes del cotarro (o del mambo, depende del son que se escuche por sus tierras) y creen empresitas con las que poder establecerse definitivamente allí, o puedan mantener a familiares y allegados durante un medio plazo al menos (¡qué felices se sentirán también los gobernantes de estos países con todas esas divisas frescas llegadas de golpe!). Sólo se les pide que prometan (palabrita del Niño Jesús) que no van a intentar regresar a estas tierras tan agradecidas -vieja Europa y vieja Madre España- hasta por lo menos después de tres años (ya saben: los empleos que han estado ustedes ejerciendo aquí, aunque basura, nos son ahora necesarios. Pero no se nos preocupen, que cuando esto vaya para arriba otra vez, de nuevo podrán venir a limpiar, cuidar, servir o construir).

Ennanhita - Crisis? what crisis? this is As Pontes! (Flickr)

También se ha encontrado una cura para los males del otro grupo, el de los poderosos, los del taco que han ganado tanto a costa de los de abajo, con tanta especulación y tanto engaño. ¿Que ahora tienen falta de liquidez y sus empresas se van al garete? No se preocupen, no, que utilizamos lo que hay guardado en las arcas del Estado, de los impuestos que pagan todos (y sobre todo los que ganan su dinero transparentemente, sin engañifas ni paraísos fiscales, sin saber si su dinero es negro porque no les da tiempo a comprobar su color, que en cuanto lo tienen en la mano lo deben soltar hacia otro destino) y así salvamos sus empresas, que ya se sabe que a ustedes no hace falta salvarles, que ya se salvaron a sí mismos y para los restos, pero no me compliquen más la situación.

¿Ven cómo esta economía de mercado es liberal y capitalista cuando las cosas van bien para quienes debe ir bien y, sin complejos socialistas ni soviéticos, la hacemos intervencionista para que los grandes no se vayan al carajo? Ahí tienen una viñeta de Forges que se explica más fácilmente que yo y, por supuesto, con la gracia:

(www.forges.com)

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s