Septiembre

Dorado llega y suave ahuyentando el bullicio.

De sus flecos una brisa nueva, mondas de lápices recién afilados y malvas que

se nos derraman en decenas de ponientes de sangrías sosegadas.

 

Javier Antón - Un atardecer de septiembre

3 Comments

  1. Es que sólo escribiendo es como sé expresar lo que de verdad lleva mi alma muy adentro.
    Basta de escuajos: mañana te llamo, pero sólo vale regañar un poquito.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s